Invención del Aire Acondicionado

El creyó que el mundo sería mejor… y lo hizo

La historia del aire acondicionado es la historia de Carrier . y aunque no lo parezca, hay mucho más de lo que pensamos detrás de ese confort que disfrutamos en un día cálido y húmedo durante el verano.

Willis Carrier - Creador del sistema de Aire Acondicionado

Willis Carrier – Creador del sistema de Aire Acondicionado

Cuando el Dr. Willis Carrier diseñó el primer sistema de aire acondicionado en 1902, su cliente era un frustrado impresor de Brooklyn, N.Y., que no lograba imprimir una imagen decente a color debido a que los cambios de temperatura y la humedad afectaban las dimensiones y alineación de las tintas.

Por casi dos décadas, la invención de Carrier , que nos permitió controlar científicamente la temperatura y humedad dentro de nuestros hogares, estaba dirigida a las máquinas, o a la industria más que a las personas. No fue hasta 1906 que Carrier , siendo empleado de la Buffalo Forge Company, patentó su primer equipo como: “Un aparato para tratar el aire”.

Las industrias textiles del sur de los Estados Unidos fueron los primeros usuarios del nuevo sistema de Carrier . La falta de humedad en el aire de la Chronicle Cotton Mill en Belmont, N.C. causaba exceso de electricidad estática, provocando que las fibras de algodón se deshilacharan y fuera difícil tejerlas. El sistema Carrier elevó y estabilizó el nivel de humedad para eliminar este problema . Acondicionó las fibras.

La primera venta en el exterior de un sistema Carrier fue para una fábrica de seda en Yokohama, Japón en 1907.
Productores de navajas de afeitar, de películas para celuloide, de cápsulas farmacéuticas, procesadores de tabaco, pastelerías, empacadoras de carne, fábricas de jabón, de municiones, etc. La lista de compañías que mejoraron su producto utilizando el sistema Carrier se expandió dramáticamente.

Entusiasmados por el éxito, Willis Carrier y seis amigos reunieron $32,600.00 dólares y formaron la Compañía Carrier Engineeringen 1915 – una compañía donde su único producto estaba garantizado para satisfacer los niveles de temperatura y humedad establecidos por el cliente.

Carrier , la compañía, inicio la fabricación de productos en 1922 después del logro más significativo en la industria el equipo refrigerante centrifugado (chiller. El refrigerante centrifugado, o simplemente centrifugado, fue el primer método práctico de aire acondicionado para espacios amplios. Este logro por si solo preparó el camino para el desarrollo de equipos que ofrecieron confort a hospitales, escuelas, oficinas, aeropuertos, hoteles y tiendas departamentales.

Una vez más, el primer equipo fue utilizado en la industria para estabilizar ciertos procesos como la fabricación de dulce y cerámica.

En 1924 acondicionar con frío hizo su debut en la tienda departamental J.L. Hudson en Detroit, Michigan. Los asistentes a la popular venta de sótano se sentían mareados por el calor debido a que el sistema de ventilación estaba obstruido. Estas ventas de sótano se hicieron más populares a partir de la instalación de tres refrigerantes centrifugados Carrier y tiempo después fueron instalados en toda la tienda.
Muchos norteamericanos disfrutaron la experiencia del aire acondicionado en los cines por primera ocasión, ya que los propietarios instalaron los equipos para incrementar la asistencia durante los cálidos y húmedos días de verano.

Actualmente en nuestra sociedad muchos productos y servicios vitales dependen del control del clima interno; La comida para nuestra mesa, la ropa que vestimos y la biotecnología de donde obtenemos químicos, plásticos y fertilizantes.
El aire acondicionado juega un rol importante en la medicina moderna, desde sus aplicaciones en el cuidado de bebés y la sala de cirugía hasta sus usos en el laboratorio de investigación.
Sin el control exacto de temperatura y humedad, los microprocesadores, circuitos integrados y la electrónica de alta tecnología no podrían ser producidos. Los centros computacionales dejarían de funcionar. Muchos procesos de fabricación precisa no serían posibles. El vuelo de aviones y de naves espaciales sería solo un sueño. Minerales valiosos no podrían ser extraídos desde la profundidad de la tierra y los arquitectos no podrían haber diseñado los enormes edificios que han cambiado la cara de las ciudades más grandes del mundo.
El aire acondicionado ha hecho posible el crecimiento y desarrollo de las áreas tropicales, proporcionando los medios para más y mejores vidas productivas. Docenas de ciudades desérticas, desde el Ecuador hasta Arabia Saudita no existirían aún hoy, sin la habilidad del hombre para controlar su medio ambiente.

Sin Carrier, la calidad de vida como hoy la conocemos sería la única división limitada por la naturaleza .

Pero esto no es el final del viaje, es solo el principio de otro más grande ya que la mente puede concebir lo que el hombre es capaz de crear. La excitante promesa del mañana se sostiene en la tecnología de hoy y ésta, tal y cual la conocemos es el resultado del aire acondicionado.

Para saber más sobre la historia de Willis Carrier, ingrese aquí.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on LinkedIn